Tarta Principe Alberto - Cocina con los Rolo

Cocina Con Los Rolo
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Tarta Principe Alberto

Postres
El postre Príncipe Alberto proviene de la Isla de La Palma, España. la creó una repostera muy famosa de La Palma, llamada Matilde Arroyo en honor al Príncipe Alberto, en una visita de éste a la isla, y tiene la peculiaridad de que su elaboración es muy delicada y debe de hacerse con mucho cariño y paciencia. Es una tarta "capa a capa", cuyo ingrediente principal es una crema de chocolate a base de la especialidad "fondant", junto con bizcochos de soletilla (impregnados de café); almendras y avellanas picadas.

INGREDIENTES

6 Huevos
1 Tableta de chocolate fondant
1 Lata de nata para montar
100 gr. de mantequilla
100 gr. de almendras
100 gr. de avellanas
12 Cdas de azúcar (6 si lo desea menos dulce)
1Taza de café
Bizcocho (Se puede utilizar el bizcocho en 3 de Mercadona) o bien podemos hacer un
bizcocho ligero

Para Imprimir copia de esta
  receta haga click aqui

    
   


PREPARACIÓN

Ponemos a baño maría, la mantequilla troceada junto con el chocolate en trocitos hasta que se funda totalmente. Una vez todo fundido dejamos enfriar.
Por otro lado trituramos en una picadora las almendras, al igual que las avellanas y reservamos.
Separamos las claras de las yemas. Las claras las batimos a punto de nieve, añadiéndole el azúcar poco a poco (1Cda x cada clara).
Por otro lado batimos las yemas junto con el azúcar restante (1 Cda x cada yema) hasta que doblen su volumen. Finalmente se unen las yemas a las claras con cuidado, haciendo movimientos envolventes con la cuchara.
Montamos la nata batiendo ligeramente, hasta que quede consistente. Incorporamos la nata a la mezcla de huevos, a cucharadas y vamos  mezclando muy despacio.
Después de todo mezclado se le echa el chocolate que teníamos reservado y los frutos secos troceados. Incorporamos bien todos los ingredientes, con delicadeza.
Sobre una bandeja o molde (donde se va a presentar la tarta), ponemos uno de los bizcochos y con una brocha lo bañamos de café. Echamos una buena capa de la crema de chocolate que habíamos preparado anteriormente y repetimos la operación. (Bizcocho bañado en café, cubrimos con crema, y así sucesivamente, finalizando con la crema). Reservamos un poco de crema para luego cubrir los bordes.
Metemos la tarta en la nevera para que enfríe un poco.
Una vez fría, sacamos de la nevera  y  cubrimos los bordes con la crema que habíamos dejado reservada.
Decoramos al gusto (En esta ocasión con almendras en grano y virutas de chocolate).

Regreso al contenido | Regreso al menu principal